Educación: ¿de quién y para qué?

sesión 1 Bloq 1 #2014MICROONDASHoy jueves 30 de enero hemos tenido nuestra primera sesión de trabajo. Hemos dedicado los primeros minutos a inaugurar #2014MICROONDAS presentando los tres bloques, la temática de cada uno de ellos y el calendario de encuentros previsto. Hoy tocaba también inaugurar el primer bloque denominado Pedagogías ¿activistas? La idea central del bloque sería hacer un análisis del actual sistema educativo cuestionando a quién va dirigido y qué principios sustenta para, a partir de ahí, reelaborar estrategias de pedagogía crítica y/o activismo educativo.

En esta primera sesión, titulada Educación: ¿de quién y para qué?,  hemos hablado de los términos “formal”, “no formal” e “informal” aplicados a la educación (1) y de las relaciones entre educación y aprendizaje (2). En una segunda parte de la sesión, hemos reflexionado sobre la pedagogía crítica y sus puntos en común y diferencias con el pensamiento crítico.


Pedagogía Crítica vs. Pensamiento Crítico

Lo primero que salta a la vista es que las dos corrientes utilizan el adjetivo “crítico(a)” porque creen que el objetivo de la educación debe ser el desarrollo de la capacidad crítica del ser humano. Comparten la opinión de que a una gran mayoría de la población no se la ha dotado con los recursos necesarios para poder identificar las distorsiones o incluso falsedades que existen en lo que se nos presenta como realidad. Si se limita el acceso al conocimiento, la libertad de pensamiento se ve coartada y se favorecen las dinámicas de poder basadas en desigualdades (hegemonía ideológica: las relaciones de poder están basadas en el conocimiento que adquiere la sociedad). Ambas corrientes consideran también que la metodología didáctica tiene que incluir tanto el pensamiento como la acción ya que una educación crítica ayuda a que exista una mayor libertad y, con ello, se aumentan las posibilidades de desarrollo del ser humano y de la sociedad. Pero ¿qué significa ser crítico para cada una ellas? Comparemos ambas corrientes educativas atendiendo a una serie de categorías.

Punto de partida

La Pedagogía Crítica  parte de la idea de que existe un sistema social que favorece las desigualdades y toman parte poniéndose del lado de los desfavorecidos. Los primeros pedagogos críticos -muchos de ellos provenientes de la escuela de Franckfurt- creían que el Marxismo no había enfatizado lo suficiente la influencia de la cultura y los media en la persistencia del capitalismo, y eso hacía que se mantuvieran las condiciones de hegemonía ideológica. Como consumidores y trabajadores, nos imponen una forma de ver las cosas para que el capitalismo pueda perpetuarse; esto se hace a través de diferentes sistemas y el sistema educativo es uno de ellos. Éste refuerza el status quo a través de la meritocracia, la evaluación, el curriculum, etc. La pedagogía crítica es la rebelión de educadores progresistas en contra de estas funciones institucionalizadas; es el intento de hacer que se planteen cuestiones de desigualdad de poder, falsos mitos de igualdad de oportunidades… dentro del seno mismo de las instituciones educativas. Autores de la Pedagogía Crítica: Paulo Freire, Henri Giroux, Peter McLaren…

El Pensamiento Crítico no toma parte ante esos mismos problemas pero se piensa en ellos como algo secundario (algo que viene después) y se cree que el principal problema que hay que atender es que el ser humano debe aprender a tomar decisiones basadas en la verdad. Eso no quita que al aprender a hacerlo se consiga un efecto humanizador. Ser críticos en el pensamiento crítico significa saber reconocer los falsos argumentos, las aserciones que tienen falta de evidencia, y se aboga por buscar la lógica en el día a día. Autores del Pensamiento Crítico: Robert Ennis, John MacPeck, Richard Paul, Israel Scheffler, Harvey Siegel…

¿Cómo se consigue ser crítico?

  • Pensamiento Crítico: hay que enseñar a los estudiantes las normas de la lógica y cómo evaluar la evidencia; está ligado a la idea de racionalidad. Una forma de conseguirlo es a través del diálogo ya que pensar desde la perspectiva de otros es importante para poder llegar a la verdad.
  • Pedagogía Crítica: el esfuerzo educativo de pensar críticamente no está centrado en fomentar competencias individuales sino en ser capaces de entender cómo funcionan las relaciones de poder y, por lo tanto, ver de forma crítica el sistema en el que vivimos. Freire lo definía como “conciencia crítica” (no como pensamiento crítico) y decía que la libertad comienza con el reconocimiento de un sistema opresivo de relaciones y nuestro lugar en ese sistema. Para Freire el tomar conciencia está conectado de forma directa con la acción. Giroux introduce algo muy interesante y es que no sólo hay que utilizar el “lenguaje de crítica” sino también el “lenguaje de posibilidad”.

¿Qué significa ser una persona crítica?

  • Pensamiento Crítico: es un consumidor crítico de información, que busca las razones y la evidencia, y aprende a hacer distinciones: un pensador crítico. Hay autores dentro de esta corriente, como Richard Paul, que añaden que una persona crítica no sólo debe ser capaz de buscar las razones sino también debe ser capaz de aplicarlo en su vida. Para señalar la diferencia, Paul habla de “sentido (crítico) débil” y “sentido (crítico) fuerte”: en el primero, la persona ha sido capaz de incorporar esas habilidades que le ayudan a ser crítico y en la segunda es capaz de aplicarlas en su vida; pero en ambas se está centrando en el individuo, en una persona individual.

  • Pedagogía Crítica: la persona crítica es aquélla que es empoderada para buscar la justicia y la emancipación. No solamente es capaz de reconocer la injusticia sino que también está motivada a cambiarla: “Los filósofos sólo han interpretado el mundo, pero lo que se quiere conseguir es cambiarlo” (Marx). El énfasis en el cambio está enfocado a la acción colectiva.

Educador

  • Pedagogía Crítica: el educador que se sitúa en la pedagogía crítica debe ser capaz de motivar ambiciones, deseos y esperanzas para que los alumnos luchen contra las injusticias sociales.
  • Pensamiento Crítico: el educador debe proporcionar al estudiante las herramientas que le ayuden a alcanzar un razonamiento basado en la crítica.

Sesion1

Notas

(1) Una definición de educación informal se puede consultar en la Wikipedia.

(2) Sobre el aprendizaje, lo que nos enseñan y la necesidad del aprendizaje permanente.

(3) Para leer más sobre Pedagogía crítica, aquí. En FB existe un grupo que difunde material de esta propuesta de enseñanza.

(4) Información sobre el Pensamiento Crítico en la Wikipedia.

#2014 MICROONDAS Bloque 1: Pedagogías ¿activistas?

935113_620259804676011_508238027_n

Primer bloque. Los meses de enero, febrero y marzo se dedicaran a “Pedagogías ¿activistas?”. Nos parece fundamental comenzar con una reflexión y acción centrada en la terminología y las teorías educativas, artísticas y activistas que impulsan y sostienen nuestros posicionamientos. Si reivindicamos ciudadanos críticos, nos preguntamos desde cuándo debe empezar su formación ¿activista? ¿Qué posibilidades tiene el docente de ser parte de una pedagogía activista? ¿Cómo vivir los términos “disruptiva”, “regenerativa”, “optimista” y “transformadora” en un contexto de educación formal < 18?

Coordinado por Lucía Sánchez y Noemí López

Sesiones:

30 de enero (17.00 a 20.00h): Educación: ¿de quién y para qué?

27 de febrero (17.00 a 20.00h): En educación ¿qué es ser activista? (I) , En educación ¿qué es ser activista? (II)

27 de marzo (17.00 a 20.00h): Lo posible y lo ¿imposible?

#2014 MICROONDAS: De la cocción a la acción

1606942_620260174675974_444875882_n

 

¿Qué es Proyecto MICROONDAS ?

Microondas es un Laboratorio de Educación Disruptiva, Regenerativa y Contemporánea. Pretende ser el lugar desde donde se catalicen las experiencias necesarias para poder llevar a la práctica OTRA educación, una educación que deje de estar anclada en el positivismo, el cientifismo y la eficacia para dar paso a lo colaborativo, la horizontalidad, la tecnología, la creatividad y el inconsciente. Una educación basada en el aprendizaje en lugar de en la evaluación; una educación slow y artesana frente a una rápida e industrial; una educación desde la que se cuestiona la verdad absoluta y se buscan metodologías, espacios y contenidos que devuelvan a la comunidad de aprendizaje capacidad para construirse.


¿Desde quién?

Microondas estará coordinado por el colectivo Pedagogías Invisibles con la intención de trazar un mapa de los diferentes agentes que están trabajando en esta línea en la ciudad de Madrid. La visibilización de los docentes, las asociaciones y los grupos de trabajo que ya están ejerciendo una educación disruptiva así como su cohesión en una entidad más general, es otro de sus objetivos principales.


¿Por qué? 

Microondas es un espacio necesario en Madrid donde la oferta de formación del profesorado (y educadores en un sentido más amplio) está copada casi al 95% por la educación tradicional. Aquéllos que quieran iniciar un cambio de orientación en su práctica pedagógica, no tienen un lugar de referencia al que poder acudir para asistir a seminarios y jornadas, descubrir recursos o compartir sus experiencias.



#2014 Microondas : De la cocción a la acción 

 Este año, en nuestra tercera edición, queremos comenzar a construir un camino que vaya de la reflexión a la acción. Como educadores activistas que sentimos la necesidad de ir más allá del pensamiento crítico y enfocar esta edición de Microondas al desarrollo de acciones que abran las puertas a la transformación mediante la visibilización de realidades, el apoyo a colectivos y organizaciones, y la creación de un germen revolucionario centrado en su profundidad en vez de su extensión.


¿Cómo transformar nuestras realidades más inmediatas a través del arte y la educación? Ésta es la pregunta que el colectivo Pedagogías Invisibles (PI) se lanza a sí mismo para programar lo que será esta nueva edición de Microondas. Después de plantear los cambios metodológicos necesarios para promover la rEDUvolution en los diferentes contextos educativos donde los miembros de PI desarrollan sus actividades profesionales y de investigación, ahora proponemos explorar las diversas maneras en las que educadores artivistas pueden usar el arte y la educación para promover intervenciones sociales y fomentar una conciencia política activa en la ciudadanía. Con este horizonte, el programa de Microondas para este año se articula en torno a tres temáticas escogidas por su vital importancia en el área de la educación y el arte en pro de un mundo justo y una sociedad democrática: “Pedagogías ¿activistas?”, “Yo soy un otro” y “Empoderando al ciudadano”.

 

  • Primer bloque. Los meses de enero, febrero y marzo se dedicaran a “Pedagogías ¿activistas?”.
  • Segundo bloque. “Yo soy un otro” meses abril, mayo y junio. Este bloque propone revisar la aceptación políticamente correcta de lo que se ha etiquetado como “diferente”.
  • Tercer bloque. Por último, durante los meses de octubre, noviembre y diciembre, el bloque “Empoderando al ciudadano” estará dedicado al arte de acción y participación.